Todas las voces y músicas de la Patria Grande

Todas las voces y músicas de la Patria Grande

jueves, 16 de febrero de 2017

Militantes Peronistas,secuestrados y desaparecidos en Ciudad de Corrientes el 16 de febrero de 1976

A 41 años Compañeros Presentes

Jorge Saravia Acuña


Jorge nació en Buenos Aires el 24 de diciembre de 1946. Hizo sus estudios secundarios con los Maristas de San Isidro.Era Licenciado en Economía de la Universidad Católica Argentina (UCA) y profesor en la Universidad de Buenos Aires, Facultad de Ciencias Económicas, con estudios de post grado en EE.UU. En el año 1962 ingresó en el Colegio Militar de El Palomar, por influencia de un tío materno. Siendo cadete sacaba excelentes notas en todas las materias excepto en aptitud militar, lo que no sucedía por falta de destreza física, sino por razones más profundas que quizás él mismo no comprendiera del todo. Al cabo de un año, él se dio cuenta que no le gustaba el Ejército, y el Ejército se dio cuenta que no le gustaba Jorge Saravia Acuña. El jefe del cuerpo de cadetes era otro Jorge, el Teniente Coronel Videla. Fue militante de las FAR, fundador de la JTP ( Juventud Trabajadora Peronista) en la zona sur del gran Buenos Aires( Lanús, Lomas de Zamora).Detenido en un bar de Lomas de Zamora el 14 de noviembre de 1974 , junto a otros compañeros, y puesto a disposición del Poder Ejecutivo Nacional.Salió con el derecho de opción el 7 de abril de 1975 expulsado con destino Perú. Regresó al país a fines de diciembre de 1975. A fines de enero de 1976 se radica en Posadas, Misiones. 
Archivo FM Universo 94.3 MHz.placa sustraída 
Archivo FM Universo 94.3 MHz.placa sustraída 

Archivo FM Universo 94.3 MHz.placa sustraída 
El 16 de febrero de 1976 es detenido junto a Ayala, Barozzi y Romero, en la ciudad de Corrientes, a la salida del restaurante del Club San Martín, después de almorzar en el mismo.Ida Suárez, su compañera de entonces, lo describe como un compañero irreemplazable para todos los que lo conocieron, generoso en su entrega y compromiso. Lo recuerda además como un hombre que "amaba el debate y la discusión política, podía estar horas charlando con los compañeros a quienes quería muy especialmente y eran muy importantes para él. Además era brillante intelectualmente y con una férrea voluntad, incansable y sin horarios".La causa que en Corrientes se conoce como "Causa Ayala", en alusión al militante peronista Cacho Ayala, está próxima a empezar el debate oral, y allí se investiga además la suerte corrida por Jorge, Orlando Diego Romero y el Cacho Barozzi. 
El imputado en la misma es quien dirigió el operativo de detención, tras el que desaparecieron los cuatro, el policía Diego Ulibarrie, pero a la luz de lo que se vertió en la Causa RI9, con los testimonios de Carlos Achar Carlomagno y Silvia Martínez, los recientemente condenados Julio Barreiro y Juan Carlos De Marchi, deberían ser investigados por el destino final de los detenidos. Carlos Achar dijo al respecto "el Capitán Demarchi me dijo : hijo de puta ahora te vamos a reventar como le hicimos a los Cachos”. “¿Sabés de quien hablamos?” me preguntó el Subteniente Barreiro, yo respondí que no, entonces Barreiro me dijo; “Del Cacho Ayala y el Cacho Barozzi; al Ayala lo reventamos en la tortura y a Barozzi de un tiro en la cabeza y después lo tiramos en la laguna, esa que está cerca de la “quinta”, para que las palometas terminen con ellos”.No mencionaron a Romero ni a Jorge, pero fueron detenidos juntos y todo hace presumir que habrían corrido la misma suerte, y la omisión quizás se debió a que estos últimos eran menos conocidos localmente que "los Cachos". Ida aún lo busca, y como todos los que sufrieron la pérdida de un ser querido en manos del terrorismo de Estado, la "ausencia" de Jorge es una de las circunstancias más presentes en su vida.


Bibliografía: "La rotonda de la memoria" de la Comisión por la Reconstrucción de la Memoria de la Facultad de Ciencias económicas de la UBA.Agradecemos a Ida Suarez, sin cuyo aporte no habríamos podido intentar "devolver a Jorge" a su comunidad, por la que luchó con todo el amor del que disponía.
El "Negrito" Romero

Orlando Diego Romero fue detenido en febrero del "76 junto a Cacho Ayala, Cacho Barozzi y Jorge Saravia Acuña frente al Club San Martín, en Corrientes, Capital. Los cuatro continúan desaparecidos y el juicio en el que se halla imputado el Policía Diego Ulibarrie, se inició el 4 de agosto de este año.
El "Negrito" Romero Nació un 25 de Mayo de 1948 en la ciudad de Tafi Viejo, provincia de Tucumán. Cursó sus estudios primarios y secundarios en esta ciudad, y durante su juventud integró el grupo de scouts en un grupo católico de la Parroquia Inmaculada Concepción. Solidario y alegre desde muy joven le gustaba la música y por eso incursionó en piano y en percusión. Con muchas amistades en su pueblo natal logró ganarse el cariño de mucha gente. Aún hoy lo recuerdan.Cursó sus estudios universitarios en la Facultad de Arquitectura, donde comenzó a militar en el Integralismo, un grupo político de estudiantes con orientación social cristiana cuyas posiciones conservadoras originales harían mas tarde un giro hacia el nacionalismo de izquierda identificado con el peronismo. Comprometido con sus ideales, visitaba villas marginales ayudando a los que menos tenían. El “negrito” como solían llamarlo, decidió casarse con su compañera María Angélica y tuvieron una hija, María Laura. Pero el 10 de Febrero de 1975, cuando esa bebé cumplía su primer añito allanaron su casa. Allí comenzó su lucha por sobrevivir. Se trasladó a Chaco donde continuo con su militancia. Luego a Corrientes, hasta que en Febrero de 1976 lo secuestraron en esa provincia junto a otros tres compañeros. Fueron vistos por otra persona quien aseguró que lo habían trasladado a una comisaría de la zona y retenido hasta las 19 horas. Al parecer luego los llevaron a un destacamento militar que se encuentra en la salida de la ciudad. Su esposa y su madre, Adelina Román, realizaron todas las averiguaciones pero nunca les contestaron. Las autoridades militares llegaron a asegurar que no había ningún detenido en este destacamento, pero ambas sabían que esto no era cierto. Desde ese momento y hasta la fecha, toda su familia siguió luchando para averiguar sobre su secuestro y desaparición.

Julio César Barozzi

Julio César Barozzi nació en Curuzú Cuatiá, provincia de Corrientes, el 11 de abril de 1954 y lo vieron por última vez el 16 de febrero de 1976 en la ciudad de Corrientes.Julio César, “Cacho”, cursó toda su escolaridad en el Colegio Don Bosco de Curuzú Cuatiá y tras su egreso de la secundaria con el título de Perito Mercantil en el año 1971, viajó a la ciudad de Corrientes para estudiar la carrera de Medicina en la Universidad Nacional del Nordeste. Durante sus estudios, “Cacho” vivió en el Pensionado Universitario Monseñor Robbineau de la Liga de Madres de Familia, sito en la calle Santa Fé 730.Aquel 16 de febrero de 1976 lo secuestraron junto a otros tres compañeros: Vicente Víctor “Cacho” Ayala, Jorge Saravia Acuña y Diego Orlando Romero, en las inmediaciones del Club San Martín de Corrientes. Desde aquel día no supieron más de él sus familiares y amigos.Como muchos jóvenes de su generación, vivió comprometido con la lucha por una sociedad más justa y solidaria, y quiso ser médico, impulsado por la idea de que la salud es un derecho humano esencial inherente a todas las personas.La causa que en Corrientes se conoce como "Causa Ayala", en alusión al militante peronista Cacho Ayala, está próxima a empezar el debate oral, y allí se investiga además la suerte corrida por Jorge Saravia Acuña, Orlando Diego Romero y precisamente el Cacho Barozzi. El imputado en la misma es quien dirigió el operativo de detención, tras el que desaparecieron los cuatro, el policía Diego Ulibarrie, pero a la luz de lo que se vertió en la Causa RI9, con los testimonios de Carlos Achar Carlomagno y Silvia Martínez, los recientemente condenados Julio Barreiro y Juan Carlos De Marchi, deberían ser investigados por el destino final de los detenidos. Carlos Achar dijo al respecto "el Capitán Demarchi me dijo : hijo de puta ahora te vamos a reventar como le hicimos a los Cachos”. “¿Sabés de quien hablamos?” me preguntó el Subteniente Barreiro, yo respondí que no, entonces Barreiro me dijo; “Del Cacho Ayala y el Cacho Barozzi; al Ayala lo reventamos en la tortura y a Barozzi de un tiro en la cabeza y después lo tiramos en la laguna, esa que está cerca de la “quinta”, para que las palometas terminen con ellos”.Se lo recuerda como un hombre de bien, muy vital y comprometido con las causas sociales de su tiempo. "Su ejemplo estará siempre presente en la memoria de los que lo amamos" dice su hermana Mirian.Colaboraron: Mirian Barozzi y Charito Ayala

Vicente "Cacho" Ayala
Abogado de los humildes, comprometido hasta la médula. Desaparecido en las inmediaciones del club San Martín. 16 febrero 1976- Legajo de Conadep Nº 385.Su madre, María Estela Carrazzoni de Ayala es uno de los miembros fundadores de la Comisión de Derechos Humanos de Corrientes. De modos tiernos, dotada de una dulzura tan grande como su obstinación, la sra. de Ayala mereció conocer la sentencia de la "Causa RI9"...pero no llegó, apenas se había iniciado esta megacausa cuando fue presurosa a encontrarse con el Cacho, con su esposo, doña Esther Galarza de Artieda, los Marcón y tantos otros, allí donde se reúne la "compañerada" cuando deja el mundo terrenal, instalándose inmortales en la conciencia de otros compañeros y familiares que habrán de recoger su lucha y continuar el perenne reclamo de justicia y memoria. Cacho nació en Corrientes el 1° de marzo de l946. Cursó su escuela primaria en el Colegio Salesiano y la terminó en el Colegio de los Capuchinos en Concordia (Entre Ríos). 

Terminó el secundario en el Colegio "Alejandro Carbó" de esa localidad entrerriana, donde figura con otros 7 desaparecidos en una hermosa placa que les dedicaron.Decidió seguir la carrera de Derecho, para lo cual regresó a su tierra natal, objetivo que siempre había soñado.(1964). Su espíritu inquieto por lo social encontró estímulo en el Padre Raúl Marturet, a cargo por entonces del Pensionado Católico para estudiantes universitarios del interior. Poco a poco fue alternando su vida entre la prosecución de su carrera y la opción por los oprimidos. Por estos motivos, participó a comienzos de los 70 en una huelga de hambre en favor de los cinco sacerdotes del Tercer Mundo, comprometidos con su pueblo que fueron excomulgados por las autoridades de la Iglesia :Padres Raúl l Marturet, Belisario "Pucho" Tiscornia, Luis Niella, Gabino Casco y Babín.Participó como estudiante universitario del "Ateneo", tendencia de la Facultad de Derecho que agrupaba a militantes de la Democracia Cristiana y a algunos peronistas. Al mismo tiempo militaba en las villas y barrios marginales de Ctes. Con muchos de ellos compartió el trabajo en hornos de ladrillos, hecho en forma cooperativa. Pero no sólo el trabajo, compartía su vida como cristiano y creía que el compromiso tenía esas características, lo que se decía se afirmaba con hechos.Simultáneamente se define por el Peronismo Revolucionario, impulsado por la línea de Jhon William Cooke, traída a Ctes. por su viuda Alicia Eguren. En ese sentido trabaja activamente, como Juventud Peronista, por el regreso del Gral. Perón. Así las cosas, su postura se radicaliza en una militancia activa por el cambio político hacia el Socialismo Nacional. 

Con la presencia de López Rega e Isabel en la Argentina , después del efectivo regreso de Perón, el peronismo de derecha hace estragos sobre el más radicalizado, acribillando a militantes peronistas de la Juventud. En esos días, a fines de 1974, durante el gobierno de Julio Romero, es detenido y llevado a la U 7 de Resistencia donde permanece privado de su libertad hasta abril de 1975. Aclaración: los detenidos estaban a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, sin causa alguna. Después de ser liberado, se traslada a Posadas (Misiones) donde ejerce su profesión y continúa con su trabajo político, hasta que, habiendo Isabel Perón y Ruckauf preparado ya el camino del accionar militar y policial con entera libertad, es secuestrado el 16 de febrero de 1976 en un procedimiento policial (por cierto vinculado a órdenes militares) efectuado a la luz del día (alrededor de las 13) frente al Club San Martín de nuestra ciudad, junto a Jorge Saravia Acuña, Orlando Diego Romero y Julio César (Cacho) Barozzi..Aquel secuestro se realizó ante la vista de varias personas, que posteriormente fueron amenazadas de muerte para garantizar la impunidad de sus captores, uno de los cuales está próximo a enfrentarse al juicio oral, el policía Diego Ulibarrie. Sin embargo, es necesario investigar además a los recientemente condenados Julio Barreiro y el ex-Presidente de la Sociedad Rural Juan Carlos De Marchi, en virtud de lo que expresara el fallecido Carlos Achar, cuyo testimonio fue incorporado por lectura en la "Causa RI9". Achar señalaba "el Capitán Demarchi me dijo : hijo de puta ahora te vamos a reventar como le hicimos a los Cachos”. “¿Sabés de quien hablamos?” me preguntó el Subteniente Barreiro, yo respondí que no, entonces Barreiro me dijo; “Del Cacho Ayala y el Cacho Barozzi; al Ayala lo reventamos en la tortura y a Barozzi de un tiro en la cabeza y después lo tiramos en la laguna, esa que está cerca de la “quinta”, para que las palometas terminen con ellos”.Efectivamente nunca más se lo vio con vida ni se supo nada CONCRETO sobre él. Dejó a su esposa y un hijo de un año, además de padres y hermanos. Todos lo buscaron siempre. Cacho Ayala sí era un auténtico cristiano, jamás habría estado en una esquina vivando a torturadores en medio de rezos. Estaba como Jesús, al lado de los pobres.

Colaboración de Charito Ayala (hna.)
(Fuente:Rdend)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada