Todas las voces y músicas de la Patria Grande

Todas las voces y músicas de la Patria Grande

martes, 7 de marzo de 2017

GESTA DEL 7 DE MARZO DE 1827 - SOBERANÍA PATAGONICA

GESTA DEL 7 DE MARZO DE 1827 - SOBERANÍA PATAGONICA

El 7 de marzo de 1827, el propio pueblo del Fuerte del Carmen debió armarse en defensa de la Patria, en una causa que tuvo características similares a la denominada "Vuelta de Obligado". En la madrugada del 7 de marzo los invasores desembarcaron alrededor de 400 infantes que emprendieron una fatigosa marcha de tres leguas por el monte cerrado. La mitad de esta tropa veterana eran mercenarios ingleses como lo era su comandante el capitán James Shepherd.
Cuando el sol asomaba en el horizonte, el enemigo coronaba el cerro de la Caballada. Pero Patagones estaba preparado. En el cerro estaban el subteniente Olivera con ciento veinte jinetes, la mayoría de los cuales eran civiles: chacareros, hacendados, peones, artesanos y comerciantes, además de los gauchos del baquiano José Luis Molina. En el río, los corsarios Harris, Soulin y Dautant y sus tripulaciones, bajo las órdenes del comandante Santiago Jorge Bynon; en el Fuerte, las mujeres y los viejos junto a la infantería africana.

Los jinetes maragatos descargaron sus fusiles e hirieron de muerte al capitán Shepherd. La columna enemiga, agotada, sedienta y sin conductor, comenzó a retroceder buscando el río, pero la caballería de Olivera la arrolló encerrándola entre el río y el monte, envuelto en llamas por la astucia de Molina. A todo galope, un combatiente patriota de diecisiete años, Marcelino Crespo, entró al pueblo por la calle que hoy lleva su nombre gritando la victoria.

Contó con héroes como don Juan Bautista Thorne, que arrebató el pabellón del Imperio del Brasil a la "Itaparica", al caer la tarde del 7 de marzo; con los milicianos del subteniente Sebastián Olivera, que armaron la heroica caballería que derrotó a la infantería imperial en pleno monte maragato; con los defensores del juez de paz Alfaro, que el 4 de marzo pusieron en fuga a los invasores que intentaron desembarcar sobre la banda sur, en inmediaciones del sitio denominado "El Pescadero", en el Balneario El Cóndor; con los valientes negros libertos del coronel Pereyra, que lucharon en la batería de la desembocadura; con los gauchos del capitán baqueano José Luís Molina y los hombres del capitán Santiago Baynon, comandante de la Corbeta nacional Chacabuco; con los hombres de los cosarios Harris, Dautant y Fiori, muerto en combate; con las mujeres que se armaron en defensa del Fuerte; con el comandante Lacarra, oficial distinguido durante las invasiones inglesas, entre otros protagonistas, encontraremos en la Gesta del Carmen una marcada diversidad de voluntades e intereses que lograron organizarse para defender el puerto del río negro y derrotar una fuerza naval ampliamente superior en número y poder de fuego. Esto explica, a la vez, la forma en que se fue construyendo la Patria, desde una manifiesta diversidad que constituye, aunque parezca paradójico, la fuente principal de la identidad de nuestro pueblo.


Así se construyó la Patria, y así se bautizó de Argentina el territorio patagónico y el territorio rionegrino, un 7 de marzo de 1827.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada