Todas las voces y músicas de la Patria Grande

Todas las voces y músicas de la Patria Grande

viernes, 10 de marzo de 2017

Continúa publicidad chatarra que manipula y engaña a la infancia a un año de su regulación

El Estado incumple en proteger el interés superior de la infancia y sacrifica la salud de los niños y niñas a una de las peores epidemias de sobrepeso y obesidad en el mundo.
Los criterios nutricionales son laxos, los programas que más ven los niños no están regulados, la publicidad sigue en otros medios y continúa el uso de herramientas para engañar y manipular a esa población vulnerable.
 En el marco del primer año de la entrada en vigor sobre la regulación en materia de publicidad de alimentos calóricos, la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) señaló como una preocupación que las regulaciones implementadas por el gobierno para enfrentar el sobrepeso, la obesidad y la diabetes carecen de rigor y han sido influidas por la gran industria de alimentos y bebidas, de ello que a la fecha se siga observando publicidad de comida chatarra en los espacios en que niñas y niños están viendo la programación televisiva, además de otros medios alternativos como espectaculares e internet.
Al respecto, niñas y niños que participan en el Observatorio Infantil de Publicidad explicaron cómo la publicidad les engaña al tratar de venderles productos “especiales”, a través de regalos o del uso de sus personajes favoritos.
Comentaron cómo llega a ellos la publicidad a través de espectaculares o en internet.
Derivado del trabajo del Observatorio los niños y niñas presentes en la conferencia presentaron un video colaborativo realizado por ellos mismos en conjunto con educadores y personas dedicadas a la producción.
Adelantaron que recabarán firmas de apoyo a una carta dirigida a las instituciones responsables de regular la publicidad para que dejen de utilizar este tipo de herramientas para engañarlos.
Por su parte, El Poder del Consumidor realizó un análisis del tipo de productos que se publicitan, su perfil nutrimental, horarios y programas en los que hay más anuncios, así como las herramientas que están usando para `conquistar’ a niñas y niños.
El estudio, se basó en un monitoreo de los Canales 2, 5, 7, 13 y Cartoon Network durante horarios infantiles y barra no infantil, y se tomó en días aleatorios entre enero y mayo, cubriendo más de 134 horas.
El reporte de El Poder del Consumidor tomó en cuenta el informe del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) “Estudios sobre Oferta y Consumo de Programación para Público Infantil en Radio, Televisión, Radiodifundida y Restringida” y el “Estudio exploratorio sobre la promoción y publicidad de alimentos y bebidas no saludables dirigida a niños en América Latina y el Caribe” realizado por Unicef para señalar la necesidad de fortalecer la regulación en materia de publicidad dirigida a niñas y niños, con el fin de proteger su salud y reducir su exposición a la publicidad de comida chatarra.
En documento anexo El Poder del Consumidor presenta el análisis cualitativo de la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a la infancia en televisión.
Este reporte comprueba que la regulación para la publicidad es extremadamente débil por las siguientes razones:
La regulación es muy limitada ya que sólo se aplica a publicidad en televisión y cine, y permite se siga realizando esta publicidad en internet, espacios abiertos, puntos de venta, etc. Unicef ha realizado un reporte en el que muestra como el internet se ha convertido en un medio de impacto de este tipo de publicidad a la infancia.
Se siguen publicitando alimentos y bebidas no saludables en los programas regulados del “horario infantil” y en el cine porque los criterios nutricionales para establecer cuáles son los productos que no se pueden son muy laxos (ver anexo).
Los programas más populares entre los niños y las niñas durante el “horario infantil”, de acuerdo al estudio del IFT son las telenovelas. Estos programas no están regulados y en ellos se concentra gran parte de la publicidad de comida chatarra, mucha de ella dirigida de manera especial a los niños (ver anexo).
Los horarios más populares para niños y niñas en la televisión, de acuerdo al reporte del IFT, 8 pm a 10 pm, no están regulados y siguen publicitando anuncios de comida chatarra (ver anexo).
Los resultados preliminares del monitoreo de televisión realizado por El Poder del Consumidor, junto con los resultados del informe de IFT dan fuerte evidencia de la necesidad de fortalecer la regulación de publicidad de alimentos y bebidas dirigida a la infancia.

Ante ello la REDIM y El Poder del Consumidor hicieron un llamado al gobierno para que proteja la salud de niños y niñas para reducir su exposición a la comida chatarra, utilizando los criterios recomendados en el Plan de Acción para la Prevención de la Obesidad en la Niñez y la Adolescencia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para que productos altos en azúcar, sodio y grasas saturadas no puedan ser publicitados a nuestros niños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada