Todas las voces y músicas de la Patria Grande

Todas las voces y músicas de la Patria Grande

martes, 24 de enero de 2017

Los kirchneristas correntinos le salieron al cruce a Camau por intentar jubilar a CFK

El diputado José Ruiz Aragón aseguró que el senador no tiene chances de ganar las elecciones despegándose de los K. Le cuestionó el haberle dado vida a las viejas estructuras del peronismo que condenaron al partido al fracaso.
El Partido Justicialista (PJ) hoy es una bolsa de gatos. Las últimas declaraciones públicas del senador nacional correntino del Frente para la Victoria (FPV), Carlos Mauricio Camau Espínola, lo enfrentó de lleno con el kirchnerismo correntino (espacio del que intenta despegarse), al señalar que el aporte de Cristina Fernández de Kirchner (CFK) en el esquema del peronismo debe ser desde afuera, sin participación este año ni dentro de dos años.
Esto le valió el cruce furibundo del diputado nacional por Corrientes del FPV José Pitín Ruiz Aragón, que le enrostró revivir a las viejas estructuras del peronismo correntino, revalidando las formas que mantuvieron a la escuadra de Perón y Evita en el período más largo de fracasos en el escenario político provincial. Asimismo, señaló que si Camau no se apoya en el kirchnerismo local, no tendrá posibilidades de ganar las elecciones de este año.
“Camau desconoce que la posibilidad real de que el kirchnerismo gane está en que Cristina gobierne la provincia de Buenos Aires. Un espacio grande del peronismo lo representa Cristina, y, sin ese espacio, el peronismo no puede volver a ser gobierno. Si Camau no arregla con el kirchnerismo, no va a tener chances electorales”, disparó el legislador, que denotaba un gran enojo por las declaraciones del exfuncionario de CFK en la Secretaría de Deportes de la Nación.
Es que las declaraciones del otrora ultradefensor de las banderas de Néstor y Cristina Kirchner en Corrientes, pidiendo la jubilación de la expresidenta de la política fueron como una bomba para la agrupación La Cámpora y las organizaciones sociales de base que se identifican con el modelo nacional y popular que instauró el régimen kirchnerista en 12 años de gobierno.
“Camau quiere jubilar a Cristina en términos políticos, pero le da espacio a sectores que ya estaban acabados dentro del peronismo, que tienen demasiado tiempo en la política correntina y son los que generaron los peores años del peronismo local. Si quieren convencer de un cambio, no se puede tenerlos como referencia”, dijo.
De la misma manera, el líder de La Cámpora desestimó la figura de Sergio Massa como una carta ganadora para el frente que debe enfrentar al candidato de Encuentro por Corrientes (ECO) este año en las elecciones para gobernador, señalando que el tigrense no representa los valores del peronismo.
“Cristina tiene que ser candidata. A Massa no lo interpreto como peronista, hay muy poco de peronismo en el Frente Renovador. Además a él no le sirve electoralmente volver en este momento al peronismo. El espacio que Massa armó le permite hacer acuerdos con gente que más le conviene pero que tiene poco de peronista. En ese sentido, Camau no tiene chances de ser gobernador si no incluye dentro de su estrategia al kirchnerismo”, dijo Ruiz Aragón en declaraciones a radio Continental Corrientes.

Si bien los cuestionamientos realizados por el diputado nacional tienen un grado de disgusto por su estrecha relación con el kirchnerismo vernáculo, este análisis es compartido por muchos partidarios del PJ que ven en Camau un oportunista sin ningún tipo de lealtad política. Su figura fue construida en base a colgarse de la pollera de Cristina Kirchner, a quien hoy desconoce y figura de la que quiere despegarse. De ser el lacayo de la expresidenta pasó a pedir su pase a retiro, lo que es difícil de digerir para los justicialistas que siguen sosteniendo que el resurgir del PJ correntino se dio de la mano de ella. Quizá la iniciativa de cerrar filas con Sergio Massa sea a partir de una raíz común, que es disfrazarse de otra cosa y borrarse la marca K que lleva en la frente. Nadie puede olvidarse que hasta  2015 Camau era el gestor de las comunas alineadas al régimen K para bajar obras públicas, hecho que se enrareció a partir de lo ocurrido en Perugorría donde se desviaron 25 millones de pesos, que habrían ido a parar a la caja política que solventó las campañas del FPV local. La búsqueda de desprenderse de su ADN kirchnerista tiene por fin borrar de la memoria de los correntinos su incursión en la Capital Federal buscando el fracaso de la gestión de Ricardo Colombi a costillas de las necesidades de un pueblo que tuvo que padecer, gracias a Espínola, de la discriminación más frenética que se recuerde en la historia del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada