Todas las voces y músicas de la Patria Grande

Todas las voces y músicas de la Patria Grande

sábado, 7 de enero de 2017

7 de enero de 1919: LA SEMANA TRAGICA


“No hay olvido para aquellos hechos donde se trató de apagar el derecho a balazo limpio, en vez de aplicar los argumentos de la razón. La Semana Trágica de enero del ‘19. Cuántos muertos por lo justo. No vamos a discutir ahora si fueron mil o seiscientos los obreros muertos. Lo triste, lo trágico es que se tergiversó todo, se hizo valer como siempre o como casi siempre, la historia oficial. No eran ni ‘perturbadores extranjeros’ ni ‘rusos’ ni ‘terroristas’, como los medios del poder trataron de disfrazar el crimen. Eran obreros que querían tener los derechos de la dignidad y de la vida: las sagradas ocho horas de trabajo.
Los panaderos y los yeseros ya lo habían conseguido con su lucha en 1898. Los metalúrgicos, en 1919, todavía trabajaban nueve horas por día. Por eso la huelga y por el lugar de trabajo para los despedidos. Dignidad y Justicia. La respuesta del poder fue bala y más bala. Con los uniformados de siempre. Esta vez ya con la ayuda de los muchachos del barrio Norte, las guardias blancas, la llamada después ‘Liga Patriótica Argentina’.
Salieron a matar ‘anarquistas, rusos, judíos y enemigos de la Patria’. Las calles de Buenos Aires quedaron teñidas de sangre obrera.
Pero el mismo gobierno represor tuvo que reconocer la injusticia y días después se les dio a los obreros lo que pedían. ¿Por qué entonces tanta violencia desde el poder? ¿Por qué además de los muertos, los 1500 obreros presos? La firma del ministro del Interior en las cláusulas de la solución del conflicto deja en claro que la razón estaba del lado obrero. Eso sí, esa razón se había pagado con sangre de los explotados. Pero luego de la matanza, llegó el silencio. De ese tema no se habla... Cuando muchos años después tratamos de que los terrenos donde había comenzado el drama -los de los establecimientos Vasena, que habían sido demolidos- pasaran a llamarse "Parque Mártires de la  Semana Trágica", justamente el dirigente Augusto Vandor se opuso y propuso llamarla "Plaza Martín Fierro". Nombre que hoy lleva.
Claro, del pasado no se habla porque estaban involucrados Yrigoyen, los radicales, el ejército y personajes de la "guardia blanca" que luego pasaron a ser próceres: Manuel Carlés, el Perito Moreno, el cura Miguel D’Andrea e, infaltable, el estanciero Martínez de Hoz, hijo de aquel presidente de la Sociedad Rural que recibió de Roca 2.500.000  hectáreas de la tierra donde vivían antes los pampas y los ranqueles, bisabuelo del murciélago que luego fue ministro de Economía de la dictadura de la desaparición de personas. Toda una estirpe familiar heredera del autollamado ‘liberalismo positivista’ del roquismo.
En 1915 había 51 sindicatos y más de 20 mil afiliados, 5 años después, las organizaciones eran más de 700, reuniendo a casi 750 mil obreros. El clima de época exigiendo derechos, estaba marcado por las revoluciones radicales que peleaban por el voto universal y secreto y el levantamiento de los chacareros en el grito de Alcorta en 1912. Y en el mundo, Pancho Villa en México y la revolución rusa del '17.

Llegaron los más de mil asesinatos de ‘La semana trágica’, cuando los obreros de la porteña metalúrgica Vasena, lucharon por la jornada de 8 horas en 1919” 
(OSVALDO BAYER).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada