Todas las voces y músicas de la Patria Grande

Todas las voces y músicas de la Patria Grande

martes, 17 de enero de 2017

Cruce de los Andes: Columnas Principales

Las dos columnas principales del Ejército de los Andes iniciaron su marcha a partir del 17 de enero de 1817, por los pasos de Los Patos y Uspallata.
 
La columna liderada por San Martín tropezó con las mayores dificultades, ya que tuvo que escalar cuatro cordilleras. Tomó la ruta llamada Paso de Los Patos en el departamento de Calingasta de San Juan, cruzó el alto cordón del Espinacito (5.000 m) y la cadena limítrofe por el Paso de las Llaretas. El grueso del ejército que conformaba este destacamento se componía de una vanguardia y una retaguardia que avanzaban a prudente distancia una de otra. Esta columna se conformaba con las fuerzas del brigadier mayor Estanislao Soler, las del brigadier Bernardo O’Higgins, la escolta de granaderos al mando de Teniente Coronel Mariano Necochea y las del propio General San Martín, que venía uno o dos días más atrás.

“La columna principal estaba compuesta por unos 5.000 hombres, de los cuales 3.700 eran soldados y 1.300 milicianos que conducían unas 10.600 mulas y 1.200 caballos, además de 450 reses destinadas a ser faenadas en el transcurso de la marcha”, escribe el historiador sanjuanino Edgardo Mendoza en su libro “San Martín y el cruce de los Andes”.

La segunda columna principal, de 800 hombres, al mando del Brigadier Juan Gregorio de Las Heras partió el 18 de enero de 1817, avanzando por el Paso de Uspallata y el valle del Río Mendoza, conduciendo todo el parque y la artillería, cuyo transporte era imposible por el más escabroso paso de Los Patos. Entre los hombres destacados que lo acompañaban, cabe destacar al fray Luis Beltrán.

“La alimentación y la vestimenta fueron centrales para mantener fuertes y abrigados a los soldados. Por las noches, se armaban campamentos a la intemperie, en donde los hombres dormían apelotonados para darse calor. La comida, además de pasas de uvas, patay, membrillo y las 450 vacas que fueron faenando en grandes asados que se hacían en algunos puntos específicos de la marcha, incluyó muchas provisiones de charqui. El charqui es carne cocida con sal al sol, que tiene un gusto un poco más fuerte que cuando está fresca, y se hidrata para preparar guisos y sopas.”

La estrategia militar diseñada por San Martín fue impactante: logró completar el cruce de más de 5.000 personas en menos de un mes, reorganizar el ejército en cuatro días, y ganar una batalla fundamental, Chacabuco, en pocas horas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada